Combinada con otras técnicas

Combinada con otras técnicas
Valora esta publicación

El tratamiento con radiofrecuencia facial es eficaz, pero se puede combinar con otras técnicas y obtener resultados realmente buenos. La radiofrecuencia facial se puede combinar con la luz pulsada y con la mesoterapia facial, entre otros tratamientos. Nosotros nos centraremos en estos dos.

Siempre que queramos hacer varios tratamientos de manera simultánea debemos consultar con profesionales. Ellos nos indicarán los tratamientos que mejor nos convengan, así como el tiempo de espera entre uno y otro. Todo ello con el fin de obtener unos resultados naturales que rejuvenezcan nuestro rostro.

La mesoterapia facial trata de aportar a nuestra piel aquellas sustancias que con los años van disminuyendo. Algunas como el ácido hialurónico, la vitamina A o C actúan contra el envejecimiento de la piel. La mesoterapia facial aplica estas sustancias de manera directa a través de microinyecciones superficiales que consiguen revitalizar la piel, suavizando las arrugas y la flacidez. Pueden ser aplicadas en otras partes de cuerpo como las manos, cuello, escote, etc.

Mesoterapia facial

La mesoterapia facial es utilizada como tratamiento preventivo a partir de los 30 años y como rejuvenecimiento facial a partir de los 50 años. En este último caso es muy recomendable combinar la mesoterapia facial con otras técnicas como la radiofrecuencia facial, para obtener mejores resultados.

La mesoterapia facial consigue que sustancias presentes en cremas hidratantes y de rejuvenecimiento facial penetren por completo en nuestra piel y actúen de manera mucho más contundente que las cremas y lociones. Por ejemplo, el ácido hialurónico se encuentra en muchas de las cremas y lociones antiarrugas, pero las inyecciones de ácido hialurónico rellenan las arrugas del rostro de forma inmediata. Este tratamiento se puede combinar con la radiofrecuencia facial y a la vez utilizar diariamente cremas que contengan este componente.

La luz pulsada es un tratamiento enfocado a eliminar las manchas, lesiones o irregularidades de nuestra piel. El tratamiento consiste en aplicar una luz de alta intensidad en las zonas a tratar, con ello se consigue disminuir las arrugas y ayuda a la generación de nuevo colágeno, además de la eliminación de manchas e imperfecciones de nuestra piel.

Luz pulsada

Para aplicar la luz pulsada se usa anestesia tópica y se coloca un antifaz para proteger los ojos. Los resultados obtenidos pueden verse a los 15 días, puesto que es normal que aparezcan pequeñas costras y zonas que pueden aclararse y oscurecerse de manera temporal.

Luz pulsada antes y después

La luz pulsada combinada con la radiofrecuencia facial tiene resultados increíbles, pero siempre debemos consultar con un especialista para que nos asesore sobre como alternar ambos tratamientos.

Otro técnica con la que se suele combinar la radiofrecuencia es la ultracavitación, aunque en este caso no se trata de un tratamiento facial, sino corporal. Se trata de eliminar grasas mediante la aplicación de ultrasonidos. En este caso, la radiofrecuencia contribuye a recuperar la firmeza de la piel tras su aplicación. Por su creciente popularidad, hemos dedicado un post completo a la ultracavitación. Puedes visitarlo aquí.

Utilice este enlace para informarse sobre qué es la radiofrecuencia facial.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.