Radiofrecuencia corporal, un gran aliado para seguir usando faldas cortas

Radiofrecuencia corporal, un gran aliado para seguir usando faldas cortas
Valora esta publicación

A los 20 años todas las chicas quieren tener las faldas muy cortas, luego con los años, los embarazos y el desgaste natural del cuerpo por la actividad diaria las faldas bajan año a año algunos centímetros para ocultar la némesis de todas las mujeres: la celulitis.

radiofrecuencia corporalNo es un secreto que cuando vamos dejando atrás nuestros años mozos la celulitis y la flacidez se adueñan de ciertas partes de nuestro cuerpo como la cadera, las posaderas y las piernas; una vez que llegan parecen hacerlo para quedarse y nunca más salir. No importa cuanto zumo detox se consuma, cuantas sentadillas se hagan ni cuantos remedios caseros se intenten, la flacidez y la celulitis son huesos duros de roer, enemigos casi invencibles de nuestra coquetería.

Para alivio de nuestra autoestima la Medicina Estética del siglo XXI ha dado con una novedosa técnica que nos permite decirle adiós a la celulitis para siempre: la Radiofrecuencia Corporal, un moderno tratamiento estético que elimina la celulitis revirtiendo su proceso de aparición desde el nivel celular, pero antes de poder luchar contra ella lo primero que necesitamos saber es:

¿Qué es la celulitis?

radiofrecuencia corporalCelulitis es el término coloquial empleado para hacer referencia a la lipodistrofia ginecoide, una condición en la cual se comienza a acumular líquido entre las células adiposas del tejido celular subcutáneo evolucionando luego a una segunda fase donde se acumulan productos tóxicos (que no pueden ser drenados por los linfáticos debido a la sobrecarga de líquido local), lo cual finalmente produce proliferación fibrosa de septos y tabiques que terminan formando esos indeseables hoyuelos en la piel que nos obligan a aumentar el tamaño del bikini o bajar el ruedo de la falda para ocultar la antiestética apariencia que le da a nuestra piel.

Generalmente la celulitis se acompaña de flacidez, esta última aparece por dos procesos simultáneos; en primer lugar la acumulación de líquido en el tejido celular subcutáneo “estira” las fibras elásticas y las que le dan soporte a la piel (colágeno y elastina). Este estiramiento prolongado y sostenido termina por dañar la capa de fibras, por lo que la dermis (la capa más superficial de la piel) pierde el soporte y comienza a “caer” un poco más; a esto se suma la disminución de la cantidad y calidad de colágeno y elastina en la subdermis (la capa localizada inmediatamente por debajo de la piel) debida al envejecimiento, lo cual crea la combinación perfecta para que aparezca la flacidez haciendo que la piel pierda tersura y lozanía. Gracias a la tecnología moderna, ya no es necesario ocultar la celulitis, por el contrario ¡definitivamente podremos combatirla de manera efectiva!

La Radiofrecuncia Corporal trata y previene tanto la Celulitis como la Flacidez desde el nivel celular

Los equipos de radiofrecuencia corporal combaten la celulitis al hacer pasar una corriente eléctrica a través del tejido subcutáneo a fin de generar calor en las capas profundas de la piel. Es un proceso seguro e indoloro (no se siente dolor, calor ni descargas eléctricas) cuyo objetivo es generar calor en las capas profundas de la dermis y el tejido subcutáneo favoreciendo el drenaje linfático que forzará la evacuación del líquido acumulado en las zonas con celulitis.

tratamiento de radiofrecuencia corporalLa salida de este líquido favorece una mejora de la circulación en el área, la cual a su vez optimiza los procesos metabólicos celulares al disponer las células de más oxígeno y nutrientes. La optimización de los procesos metabólicos a nivel de las células grasas (adipositos) y las células responsables de la producción de colágeno (fibroblastos) favorece que se inicie la etapa de remodelación donde las células se aproximan entre sí (compactación) para llenar los espacios vacíos dejados por el líquido eliminado, simultáneamente se sintetiza más y mejor colágeno lo cual le da más firmeza al tejido subcutáneo y la subdermis, haciendo que la piel suprayacente luzca más tersa y lozana, recuperando así su aspecto juvenil y, por supuesto… permitiéndonos subir de nuevo el vuelto de la falda.

La radiofrecuencia corporal es un tratamiento casi milagroso, pero no instantáneo. Como todo proceso biológico ver resultados toma algo de tiempo y constancia. En general se requieren entre 8 a 12 sesiones de 30 a 50 minutos cada una, separadas por intervalos de una semana para ver el resultado final; si bien comenzaremos a notar los cambios casi desde la primera aplicación de radiofrecuencia corporal, todos los procesos previamente descritos toman tiempo en desarrollarse por lo que el efecto definitivo lo veremos entre 2 y 3 meses luego de haber iniciado el tratamiento.

Si bien tarda un poco, bien vale la pena la paciencia, y si combinamos la radiofrecuencia con ejercicios de tonificación más una dieta adecuada (libre de comida chatarra) veremos no sólo como nuestra piel rejuvenece sino también como se mantiene así en el tiempo.

Y tú… ¿Necesitas más razones para un tratamiento de radiofrecuencia corporal?

También te podría gustar...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.